¿Cuándo se convierte mi cachorro en un perro adulto?

Publicado Por
Minutos de Lectura

¿Se está convirtiendo tu cachorro en un perro adulto? Puede ser difícil de saber. Si lo has tenido desde que era muy pequeño, recordarás los muchos cambios que ha tenido: la salida de sus dientes, cuando aprendió a atrapar la pelota, cuando aprendió a ir al baño y a socializar.

Pero a medida que crece, su crecimiento y desarrollo se hacen más sutiles. Es importante para ti, como dueño de una mascota, que comprendas los cambios que ocurren en cada etapa del desarrollo del cachorro para que puedas enfrentar sus cambiantes necesidades a medida que se convierte en un perro adulto.

¿Cuándo se convierte un cachorro en un perro?

Tu cachorro no alcanzará la madurez de un solo golpe. Como los humanos, los perros hacen la transiciónAdult dog nosing a puppy running outside.de bebés a adultos en etapas - Un perro adulto olfateando a un cachorro corriendo afuera. Aunque la transición sucede mucho más rápido en los perros. Esto es lo que debes observar a medida que tu perro madura:

  • Madurez sexual: La mayoría de los perros alcanzan la madurez sexual a los 6 meses cuando aún están en la etapa de desarrollo de cachorros. Tanto física como emocionalmente. En este punto, los órganos sexuales de tu cachorro están totalmente desarrollados, capacitándolo para reproducirse, Por lo general es el mejor momento para castrarlo o esterilizarlo y así evitar embarazos no deseados y conductas adversas como vagar y marcar.
  • Madurez física: Hablando del físico, los perros han crecido del todo para cuando cumplen 1 año edad, aunque los de razas grandes pueden seguir creciendo hasta los 2 años. Cuando tu cachorro alcanza la madurez física es probable que siga teniendo comportamientos de cachorro pero sus necesidades físicas, incluyendo el número de calorías que necesita consumir y el ejercicio que requiere para estar sano, son las de un perro adulto.
  • Madurez emocional: Sabrás que tu perro ha alcanzado la madurez emocional cuando deje de comportarse como un cachorro o un adolescente y se acomode al papel de un perro adulto. Típicamente, los adultos emocionalmente maduros se distraen menos, escuchan y obedecen mejor y tienen una actitud más calmada y estable. El momento preciso en que esto sucede difiere de un perro a otro, pero la mayoría lo habrán logrado hacia su segundo cumpleaños. 

Cómo manejar la adolescencia del cachorro

En el desarrollo de los cachorros, el lapso entre el momento en que alcanzan la madurez sexual y la madurez emocional es equivalente a la adolescencia en los humanos. Esta puede ser una etapa de desafíos - en ocasiones el comportamiento de tu cachorro puede recordarte el de un adolescente rebelde. Aunque no todos los cachorros adolescentes muestran problemas de comportamiento, sí es muy común. Es importante ser paciente, pero firme y consistente cuando se le establecen límites y expectativas sobre su comportamiento.

Satisfacer las necesidades de tu perro en crecimiento: Alimento, cuidados, ejercicio y más

Aunque aún le quede un poco por madurar emocionalmente, las necesidades físicas de tu cachorro son las de un perro adulto una vez que alcanza la madurez física. A continuación tenemos la manera en que debes satisfacer las necesidades cambiantes de un perro en crecimiento:

  • Alimento para perros adultos: Los cachorros en crecimiento queman mucha energía en un día y necesitan alimento especializado que sea alto en proteína, grasa y calorías para seguirle el paso. Una vez que han terminado de crecer, deben cambiar a un alimento para perros adultos que satisfaga sus necesidades nutricionales y prevenga que tengan sobrepeso. Para evitar problemas estomacales, es mejor hacer una transición lenta a lo largo de una semana, reduciendo gradualmente el alimento para cachorros a la vez que se va incrementando el nuevo alimento para adultos.
  • Visitas al veterinario: Eliminando las ocasiones por lesiones o enfermedad, los perros adultos sanos por lo general necesitan visitar al veterinario una vez al año para su revisión de salud anual y, dependiendo de las leyes en cada estado, la vacuna anual contra la rabia, Sin embargo, para los cachorros, el veterinario administrará una serie de vacunas empezando a las seis u ocho semanas de edad, y terminando con una dosis final a las 16 semanas, nos dice la Sociedad Americana de Prevención de la Crueldad Contra los Animales (ASPCA).

woman walks a beagle through the forest during autumn.

  • Ejercicio: Las necesidades de ejercicio para un perro adulto varían dependiendo del tamaño, raza, sexo, edad y estado de salud, dice ASPCA. Algunas razas pequeñas y miniatura pueden satisfacer sus requerimientos de ejercicio con simplemente seguir al dueño por la casa y participando en algún juego ocasional, mientras que los perros más grandes tienden a necesitar de por lo menos 30 minutos diarios de alguna actividad vigorosa para mantenerse calmados y en forma. Sin el impulso de cachorro para retozar y explorar, tu perro adulto puede necesitar formas más estructuradas de ejercicio como ir a caminatas, acompañarte en tus paseos o jugar a lanzar y atrapar objetos en el patio.
  • Artículos para perros: Dependiendo en el tamaño que alcance tu perro en relación con su tamaño de cachorro, puede ser necesario invertir en artículos nuevos. Además de un collar y correa más grandes, tu cachorro ya crecido puede necesitar platos más grandes para agua y alimento, una cama más grande, un transportadora más grande y juguetes nuevos que sean más grandes y sólidos para que soporten un juego más rudo.

 

Puede ser una experiencia agridulce ver a tu cachorro convertirse en un adulto - pero, aunque el primer año es de lo más divertido, hay pocas cosas tan gratificantes para el dueño de una mascota como descubrir la personalidad del perro en que se convertirá tu cachorro. Satisfacer estas necesidades tan cambiantes ayudará a sentar las bases de una relación hermosa para ambos en los siguientes años.

Contributor Bio

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhauses dueña de mascotas, bloggera y novelista de Tulsa, Oklahoma, donde por lo general escribe bajo la supervisión de un regazo lleno de bebés peluditos.

Articulos Relacionados

Productos Relacionados