Lidiar con la sarna en perros

Publicado por
minutos de lectura

Tu perro se lame y rasca incesantemente, y empieza a perder el pelo. ¿Sería posible que tuviera sarna? Aunque puede haber una variedad de condiciones responsables por la picazón de tu perro, es importante que tengas la información sobre la sarna en perros. La sarna es una condición, que aunque por lo general es tratable, en ocasiones es contagiosa y tiene el potencial de ser grave. Sigue leyendo para que aprendas sobre la sarna en los perros y cómo puedes ayudar a tu perrito con picazón.

¿Qué es la sarna?

En lo general, la sarna es una condición cutánea causada por una infestación de ácaros, que son pequeños arácnidos parásitos estrechamente relacionados con las garrapatas. Existen dos tipos de sarna que afecta a los perros – sarna demodéctica, que no es contagiosa, y la sarna sarcóptica que sí lo es.

Orange dog on leash sits and scratches outside.

  • Sarna demodéctica. Este tipo de sarna es causada por la infestación de ácaros Demodex en la piel y folículos capilares de tu perro, y que por lo general no es tan grave. La realidad es que tanto los humanos como los animales tienden a tener estos ácaros adheridos a su pelo sin siquiera darse cuenta. La sarna de estos ácaros se da cuando ya sea que la infestación se vuelve demasiado grande que abruman el sistema inmunológico de tu perro, o cuando el sistema inmunológico de tu perro está demasiado débil para mantenerlos bajo control, lo que ocasiona que la piel en la raíz del folículo se inflame, resultando en picazón y pérdida del pelo. La sarna demodéctica no es contagiosa, se trata con facilidad en la mayoría de los casos y típicamente afecta a los perros enfermos o geriátricos.
  • Sarna sarcóptica. Este tipo de sarna es causada por el ácaro Sarcoptes scabiei – el mismo ácaro que causa la sarna en humanos. Estos ácaros se esconden bajo la piel causando una picazón extrema. La pérdida de pelo con este tipo de sarna por lo general es el resultado del rascado incesante del perro y de morderse más que por la sarna en sí misma. Aunque la sarna sarcóptica es tratable, es altamente contagiosa y transmisible a los humanos y otras mascotas. Si tu perro tiene este tipo de sarna, necesitará estar en cuarentena y deberás desinfectar tu casa.

Signos y síntomas de la sarna en perros

Los signos de que tu perro pudiera tener sarna incluyen:

  • Enrojecimiento, erupción y picazón
  • Pérdida de pelo
  • Llagas y lesiones
  • Piel con costras o escamosa

Aunque los dos tipos de sarna pueden ocasionar pérdida de pelo generalizada, en el caso de la sarna demodéctica la pérdida de pelo y la picazón se localizan más comúnmente en pequeños parches que por lo general se ubican en la cara, tronco y patas.

El diagnóstico de la sarna en perros

Tu veterinario puede llevar a cabo una variedad de pruebas, incluyendo pruebas de sangre y orina, para descartar causas alternativas para la comezón y pérdida de pelo de tu perro, tales como alergias o trastornos metabólicos. Los raspados de piel y un examen de los folículos pilosos pueden ayudar a identificar la presencia de sarna y el tipo de ácaro la está causando.

Tratamiento de la sarna demodéctica

En muchos casos, la sarna demodéctica cede por sí misma. Los casos más severos pueden necesitar tratamiento a largo plazo con medicamentos y raspados de piel regulares para monitorear el progreso. En caso de picazón severa, el tratamiento de tu perro con un baño de cal y azufre (bajo la dirección de tu veterinario) puede proporcionarle alivio. Dado que la sarna demodéctica es una indicación de un sistema inmunológico débil. El veterinario también puede recetar medicamentos orales o tópicos, y puede aconsejarte sobre cómo ayudar a fortalecer el sistema inmunológico de tu perro.

Tratamiento de la sarna sarcóptica

Los perros con sarna sarcóptica deberán ser sumergidos repetidamente en champú escabicida, generalmente una vez a la semana durante un período de cuatro a seis semanas. Esto debe hacerse bajo la supervisión de tu veterinario y no es un tratamiento que se pueda comprar sin receta médica para proporcionarlo en casa. Debido a que algunos ácaros desarrollan resistencia a ciertos medicamentos, puede ser necesario experimentar para encontrar una fórmula efectiva. El veterinario también puede recetar medicamentos orales o tópicos, y puede aconsejarte sobre cómo ayudar a fortalecer el sistema inmunológico de su perro.

Aunque tu perro puede permanecer en casa durante el curso de su tratamiento, debido a la naturaleza contagiosa de este tipo de sarna necesitará estar en cuarentena lejos de otras mascotas y miembros de la familia. Tendrás que usar guantes cuando lo manipules, y asegúrate de lavarte bien las manos con agua y jabón después. También tendrás que lavar su ropa de cama, así como cualquier otra tela o superficie con la que haya entrado en contacto, incluyendo tu propia ropa de cama y ropa, muebles, cortinas y alfombras.

Si entras en contacto con tu perro mientras está infectado, puedes desarrollar un sarpullido morado en tus brazos o torso. Esto debería desaparecer por sí solo una vez que tu perro haya terminado el tratamiento. Es importante mantener a tu perro lo más cómodo posible durante este tiempo para que el estrés y la ansiedad no debiliten su sistema inmunológico y reduzcan la eficacia de su tratamiento.

Preguntas para el veterinario

Si sospechas que tu mascota puede tener sarna, el veterinario debe examinarlo de inmediato. Pide a tu veterinario que le haga un raspado de piel para identificar si hay ácaros presentes así como para identificar su tipo, así sabrás si necesitas actuar rápido para protegerte a ti mismo y a tus seres queridos del contagio. También deberías pedirle al veterinario que descarte cualquier causa alternativa para los problemas de piel de tu perro, así como cualquier condición subyacente que pudiera haber debilitado el sistema inmunológico de tu perro. Además de recetar medicamentos para matar los ácaros y tratar los síntomas de tu perro, el veterinario podría aconsejarte algún alimento especial para perros que pueda ayudar a fortalecer su sistema inmunológico. Y si a tu perro se le diagnostica sarna demodéctica, asegúrate de preguntar a tu veterinario qué otras complicaciones podrían surgir debido a la inmunidad comprometida de tu perro, y qué puedes hacer para ayudar a prevenirlas o tratarlas.

La sarna de los perros suele tener un aspecto más aterrador de lo que es, pero eso no significa que sea una condición que deba tomarse a la ligera. Además de la posibilidad de contagio, es importante recordar que la sarna no suele afectar a un perro adulto fuerte y sano. Tratar la sarna de tu perro puede ser el primer paso para tratar una afección subyacente más grave, e incluso podría terminar salvando la vida de tu querida mascota.

Contributor Bio

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus es dueña de mascotas, bloguera y novelista de mascotas en Tulsa, Oklahoma donde escribe siempre bajo la supervisión de un regazo lleno de bebés peluditos.

Articulos relacionados